ECOLOGÍA

Enseñar a nuestros hijos a cuidar el medio ambiente desde una temprana edad es lo mejor que podemos hacer para cuidar nuestro planeta y, sobre todo asegurar para ellos un mejor futuro. Enséñales a cómo el reciclar ayuda a nuestro medio ambiente a evitar que materiales altamente contaminantes lleguen a los ríos y después al mar y el daño que estos pueden causar a las tierras de siembra si lo permitimos. Enséñales a separar la basura, ya sea con botes de colores (azul para el papel y cartón, el verde para el vidrio, el amarillo para botellas y envases de plástico y latas, y el gris para residuos orgánicos) o separando los materiales para que ellos los puedan vender y así ganar un poco de dinero; esto también los motivará a seguir haciéndolo. Enseñales a cuidar la energía y el agua, haz que busquen goteras o fugas en las llaves, recuérdelas que hay que apagar la luz y la televisión cuando no se está usando. Planta en ellos la semilla del cuidado de la Tierra y el futuro será un fruto más dulce para todos.