Después de miles de incendios que han llegado a afectar la selva del Amazonas durante los últimos años, al fin sale a la luz un descubrimiento cargado de esperanza. Un equipo de científicos británicos y brasileños han afirmado haber encontrado el árbol más grande de toda la selva. El árbol se allá en el estado de Amapá, en el noroeste de Brazil.

El descubrimiento ha superado el récord anterior de altura

Esta zona, por suerte, está a salvo de los incendios por el momento. El árbol se trata de un Angelim rojo que mide ni más ni menos que 88 metros. Con esas dimensiones ha llegado a superar por 30 metros al que tenía el récord anterior.